Banner es

PETes AA Analyzer Vs. Método tradicional

El método tradicional para medir acetaldehído en preformas PET se basa en un análisis de cromatografía de gases del acetaldehído presente en el espacio de la cabeza (espacio frontal), desorbido del material molido colocado en un vial sellado después del tratamiento térmico. Este proceso requiere mucho trabajo, consume mucho tiempo y es caro.

 Los medios para determinar las ppm del residuo de AA en una preforma de PET son el análisis de cromatografía de gases, una técnica específica utilizada para la concentración y análisis de compuestos orgánicos volátiles en sólidos. En el GC(cromatografía de gases) de espacio frontal, se diluye una muestra y se sella en un recipiente cerrado que es lo suficientemente grande para permitir cierto espacio en el vial donde los vapores se pueden recoger. La muestra se mantiene entonces a alta temperatura durante un periodo de tiempo para permitir que los disolventes en la matriz se volatilicen, entren en la fase gaseosa y alcanzen el equilibrio con el disolvente restante en el vial.

 La precisión y la exactitud del método tradicional se ven muy afectadas por:
• Procedimiento de pretratamiento de muestras - como condiciones de molienda, diferentes tamices, tratamiento criogénico, de parte de la muestra sometida a prueba;
• Las variables del instrumento GC - como el tiempo de incubación, la temperatura de acondicionamiento de la muestra, diferentes sistemas de columna y cabeza;
• Cualquier posible error humano.

Float block image 03 720x500 01

PETes en proceso de secado

El AA es un volátil incoloro con un olor afrutado que surge como un subproducto de la degradación térmica del PET por oxidación del grupo terminal vinílico de la cadena polimérica. En las botellas PET, el AA está generalmente presente en una concentración de pocas ppm, que se desorbe lentamente al contenido de la botella, alterando su sabor y aroma. Esto puede no ser un problema relevante para los jugos de frutas o refrescos de sabor fuerte. Sin embargo, para el agua embotellada, especialmente para aquella sin gas el bajo contenido de acetaldehído es imprescindible: incluso las concentraciones de AA en el agua tan poco como 10-15 ppb pueden transmitir un sabor no deseado.

Mientras que la resina bruta normalmente tiene una concentración de 1 ppm de acetaldehído antes del secado, al final del proceso de moldeo su contenido aumenta hasta 3-4 ppm. El AA se genera normalmente en la fase de procesamiento de plástico por dos razones principales: cizallamiento / fricción en tornillo IMM y degradación térmica de la resina debido a alta temperatura. Es posible controlar el contenido final de AA en preformas en cada etapa del proceso de producción:

• limitando el tiempo de permanencia del barril de la materia prima
• utilizando los parámetros de procesamiento correctos durante la fase de secado
• Reducciendo la presión de retorno del tornillo de fundición efectiva, acortando del tiempo de ciclo y limitando la presión de inyección en el IMM
• añadiendo bloqueadores de AA (antioxidantes), erucamida o similares a la resina.

Medir el contenido de AA en las preformas PET proporciona un índice de la calidad real del proceso de moldeo. Para mantener el proceso en su mejor momento y evitar las fases subsiguientes de soplado, llenado, distribución y colocación de botellas con un contenido que exceda el nivel de AA permitido en el mercado, el AA se mide mejor antes de la fase de soplado y llenado: en preformas PET. Piovan optimiza el proceso de secado del PET para mantener constante el contenido de AA de la resina PET original o incluso reducirlo.

Para obtener más información, descargue el documento técnico.